retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Entrevista a la presidenta de la Sociedad de Retina: Marta Suárez de Figueroa
jueves, 13 de marzo de 2014

Presidenta Sociedad Retina

“Nosotros conocemos mejor que los gestores la evidencia científica”

La presidenta de la Sociedad de Retina comenta las últimas novedades en su sector

Critica que en Sanidad se tomen decisiones “con criterio economicista”

Desprendimiento de retina, retinopatía del diabético, degeneración macular asociada a la edad… La rama de la Oftalomología que se ocupa de estas patologías -entre las que se encuentran las principales causas de ceguera a partir de los 60 años en el mundo desarrollado- es la retinología. Sus expertos se reúnen durante dos días en Sevilla para celebrar su congreso anual y su presidenta, Marta Suárez de Figueroa, aborda algunos de los problemas de la Oftalmología que se han visto agravados por la crisis.

¿Cuidamos bien nuestros ojos? ¿Podemos hacer algo para prevenir algunas de estas enfermedades?

En el caso del desprendimiento de retina, por ejemplo, las personas con miopía deberían someterse a una revisión anual para ver lesiones predisponentes que se pueden tratar a tiempo con el láser. En pacientes con diabetes, el control sistémico del azúcar, la tensión arterial o el colesterol y los triglicéridos es clave para que el riesgo de progresión hacia una retinopatía diabética sea mucho mejor. Respecto a la degeneración macular asociada a la edad, se deben proteger los ojos de los rayos UV mediante el uso de gafas de sol y se debe llevar una alimentación rica en frutas y verduras, sobre todo aquellas ricas en zeaxantina y teofilina (dos pigmentos que necesita nuestra retina), como el brécol, las espinacas o los berros.

¿Han demostrado su utilidad en este sentido los suplementos de antioxidantes?

Sí, en EEUU, el estudio ARED demostró que los antioxidantes, la vitamina C y el zinc reducen el riesgo de progresión -no su aparición- de degeneración macular asociada a la edad. En nuestro caso, la dieta mediterránea es posible que algo nos proteja, pero en estos pacientes se recomiendan además estos antioxidantes y oligoelementos como el zinc.
Hábleme un poco del congreso que se celebra en Sevilla los días 7 y 8 de marzo,

¿Por dónde van las novedades en este campo?

Se van a presentar resultados en el manejo de tumores intraoculares, un problema muy infrecuente por lo que estos cursos de actualización son muy importantes para nosotros. Además, se van a conocer novedades en torno al uso de fármacos intraoculares, que cada vez empleamos más, para que al administrar la terapia directamente en el globo se evita la toxicidad sistémica del fármaco en el resto del organismo y se mejora la eficacia por el efecto directo. Además, por otro lado, se van a presentar avances en cirugía, con nuevas tecnologías como la tomografía de coherencia óptica (OCT), que nos permite ir viendo a la vez que operamos los cambios que se van produciendo en las capas de la retina.

La tecnología es clave para los oftalmólogos, ¿no?

Sí, nosotros dependemos totalmente de los avances tecnológicos y vamos de la mano con la industria que trabaja en este campo para ir resolviendo necesidades que tenemos. De hecho, esta colaboración es la que ha hecho que tengamos el buen nivel del que disfruta la Oftalmología. Lo que sí hay que destacar en este punto es el papel clave que tienen las sociedades científicas en la evaluación de las nuevas tecnologías que se introducen en el sistema nacional de salud. En tiempos de crisis no se pueden tomar estas decisiones únicamente en base a decisiones economicistas. Reclamamos la participación de los especialistas en estas tomas de decisiones, con criterios de sensatez, porque nosotros conocemos mejor que los gestores la evidencia clínica existente.

En el caso de los fármacos, los especialistas denuncian un retraso desde que los aprueba Europa hasta que se comercializan en España. ¿Con la tecnología ocurre lo mismo?
Sí, hay un problema de incorporación de la nueva tecnología, pero también del mantenimiento y renovación de los equipos que tenemos. Las guías internacionales recomiendan que no más del 10% de los equipos médicos tengan más de 10 años y que no más del 30% tenga más de cinco años, pero eso por desgracia no es posible en muchos centros y es importante hacer hincapié en las recomendaciones internacionales.

Pero, ¿cuánto se puede retrasar la incorporación de nuevos equipos en España?

Tardan en llegar muchísimo tiempo. Es posible que en algún centro puntual sí se pueda incorporar algún nuevo equipo…

¿Puede dar una cifra concreta? Hablaba antes de la nueva tomografía, ¿cuándo podría estar disponible aquí?

No sabemos si serán cinco, 10 años… Ojalá sean cinco. Pero lo que es importante es entender la importancia de la tecnología en nuestro sector. No sólo porque da beneficios para el paciente, también para el sistema. Por ejemplo, la cirugía con microincisiones de menos de medio milímetro para la vitrectomía ha permitido que la mayoría de estas operaciones se haga con anestesia local y de manera ambulatoria, mientras que antes teníamos que tener a los pacientes ingresados y encamados durante varias semanas. Eso supone ventajas para el paciente y un gran ahorro para el sistema.

Ese decalaje, ¿ocurre también en la Oftalmología privada? ¿Puede hablarse de ‘dos velocidades’?

No, no quiero dar esa impresión. Todos los profesionales, independientemente de dónde ejerzamos, intentamos acceder a las novedades más útiles para el paciente. No quiero dar la sensación de que los centros públicos están carentes de tecnología o estén infradotados.

Pero es cierto que en Oftalomología la práctica privada tiene mucho peso…

Sí, tal vez el problema han sido las listas de espera. Eso en los centros privados es la excepción. En la Comunidad de Madrid, la ex presidenta Esperanza Aguirre hizo mucho hincapié en reducir las listas de espera y es raro que estén por encima del mes, pero en otras CCAA hay listas de espera enormes.

¿Hay entonces desigualdades en el acceso a un oculista en España?

La inequidad ahora no es un problema, pero cuanto más se fragmente y sectorialice la sanidad mayor es el riesgo de desigualdades.

Me hablaba antes de la importancia de los fármacos intraoculares, tengo que preguntarle por la polémica sobre el uso de Avastin para la degeneración macular, un fármaco más barato que el mismo compuesto oficialmente recomendado para esa patología, Lucentis.

Aunque hay estudios que indican que ambos tienen resultados positivos, la recomendación oficial en España es la de usar Lucentis como primera opción [un antiangiogénico autorizado para tratar la degeneración macular]. Que después de usarlo haya casos en los que el paciente no responda y podamos usar Avastin como alternativa, esa opción está ahí. Es cierto que algunos oftalmólogos y jefes de servicio reciben presiones de las gerencias para reducir el gasto [usando Avastin, el más barato de los dos], pero nosotros como sociedad científica debemos mantener la recomendación oficial.

Fuente: www.elmundo.es

¿En cuánto valoras la información a la que has tenido acceso a través de esta web?. Haz un donativo a favor de la Asociación Retina Asturias a través del siguiente enlace: www.paypal.com

Deja tu comentario