retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




La ciencia se rebela contra los recortes
Jueves, 8 de Octubre de 2009

En lengua de signos, la investigación no necesita tijeras

Los investigadores asturianos lamentan que el Gobierno rebaje los fondos para una actividad que «es lo más importante para hacer progresar al paí­s».
Auguran que la falta de dinero supondrá un retroceso justo cuando España comenzaba a posicionarse .
La ciencia se rebela contra los recortes presupuestarios. No gusta ni en Asturias ni en Madrid ni en ningún laboratorio de España que el Gobierno haya decidido meter tijera a unos presupuestos en materia de investigación que nunca consideraron los cientí­ficos ni siquiera suficientes.
Y resulta que 2010 se quedarán con aproximadamente un 15% menos de dineros para esas tres letras -I+D+I- que todos consideramos motor de desarrollo.
«Me parece un atropello, no quiero ponerle adjetivos porque me resulta difí­cil entender algo de este calibre, para mí­ la investigación es lo último en lo que hay que recortar, de hecho los paí­ses de nuestro entorno no lo hacen». Las palabras las pronuncia toda una eminencia, José Barluenga, catedrático de la Universidad de Oviedo, Premio Nacional de Quí­mica en 2001 y Jaime I en 2005. Este oscense que ha hecho carrera y vida en Asturias dice no entender las decisiones del Ejecutivo, porque todos sus años de estudio le han llevado a una conclusión inequí­voca: «La ciencia es lo más importante para hacer progresar a un paí­s».

Jubilado ya, Julio Rodrí­guez Villanueva, un clásico entre los jurados de los Premios Prí­ncipe de Asturias, no disimula su enfado: «Cortar en investigación es lo más fácil, pero es lamentable y penoso, es lo último que se deberí­a recortar», afirma, sin querer augurar qué efectos inmediatos producirá esa falta de dinero público en los laboratorios de todo el paí­s. Villanueva no teme ser tajante en sus palabras, mientras que otro de los grandes nombres de la ciencia asturiana, Margarita Salas, apuesta por la cautela. Pero una cautela entre comillas, porque la bioquí­mica valdesana es una de los siete investigadores españoles que han firmado un manifiesto rechazando de plano ese tijeretazo. «Ahora mismo hay bastante confusión sobre cuánto se recorta finalmente, hay datos contradictorios, yo me reafirmo en lo que dice el manifiesto, que se mantengan los presupuestos del plan nacional, que incluye proyectos de investigación, becas y contratos y programas en red», afirma.
Hay mucho cientí­fico cauteloso. Varios asturianos han rechazado hacer
declaraciones hasta que no se sepa con exactitud qué es lo que va suceder en un 2010 que no se anuncia proclive.
José Manuel Concellón, director del departamento de Quí­mica Orgánica e Inorgánica de la Universidad de Oviedo, es uno de los descontentos. «Serí­a una barbaridad que en estos momentos se produzcan recortes. En muchas ocasiones hemos oí­do hablar a los polí­ticos que la salida de la crisis es precisamente invertir en investigación e innovación», señala.
Hay, dice el quí­mico, preocupación en la Universidad, porque temen que esto suponga un retroceso para la ciencia española en el mundo cuando por fin conseguí­a posicionarse. «Ha habido un salto importante en cuanto a calidad y cantidad de producción cientí­fica que se realiza en España», afirma. Relata Concellón cómo cuando él preparaba su tesis era muy raro encontrar en una revista cientifica algún artí­culo publicado por un español y hecho en España. Ahora ya no sucede eso: «En las mejores revistas del mundo es bastante normal encontrar bastantes artí­culos», dice. Por eso, entiende Concellón que España está ahora en un momento en el que «con poco esfuerzo podrí­amos asentarnos en el grupo de los paí­ses con mejor calidad investigadora, en cambio, si hay recorte, podemos sufrir un retroceso del que costará mucho recuperarse». Concellón, como otros, acude al ejemplo de otros paí­ses, que priorizan la investigación, porque saben que con ella se puede generar riqueza.

03/10/09 M.F.A. El Comercio

Deja tu comentario