retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Nuevo tratamiento que puede retrasar el avance del melanoma uveal
Sábado, 5 de Julio de 2014

Medcenter.

Se ha descubierto un tratamiento que puede retrasar el avance del melanoma uveal metastatizante, una forma infrecuente y mortal de melanoma del ojo. Los resultados de un estudio clínico multicéntrico muestran que un nuevo fármaco llamado selumetinib aumenta la sobrevida sin avance de la enfermedad, el tiempo que durante y después del tratamiento un paciente con metástasis vive con la enfermedad sin que avance. Los hallazgos fueron publicados en la edición en línea de Journal of the American Medical Association (JAMA).

«Aunque los efectos del fármaco fueron moderados, ahora sabemos que podemos influir en la evolución de la enfermedad, y esperamos aprovechar este éxito con otros fármacos, incluidos algunos que ya se están investigando», dijo el autor principal Dr. Gary K. Schwartz, profesor de medicina y jefe de hematología/oncología en el Hospital Presbiteriano de Nueva York/Centro Médico de la Universidad de Columbia y director asociado de su Centro Oncológico Integral Herbert Irving. Al inicio del estudio, el Dr. Schwartz era el jefe del servicio de melanoma y sarcoma, en el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering en Nueva York.

El melanoma uveal es un cáncer del iris, el cuerpo ciliar o la coroides – estructuras del ojo que en conjunto se conocen como uvea -. El melanoma uveal (que biológicamente es diferente al melanoma de la piel) se origina en los melanocitos de la uvea, las células de pigmento que confieren al ojo su color. Una vez que la enfermedad se ha diseminado – la mayor parte de las metástasis aparecen en el hígado – los tratamientos disponibles en gran parte son ineficaces. Alrededor de 1500 casos de melanoma uveal ocurren en Estados Unidos cada año, por lo general en adultos mayores. La mediana de la tasa de sobrevida en pacientes con melanoma uveal metastatizante es 12 meses.

Hace varios años, los investigadores determinaron que 80% de los pacientes con melanoma uveal tenían mutaciones en GNAQ o GNA, genes que activan las señales en la vía de la proteína cinasa activada por mitógeno (MAPK). El Dr. Schwartz y otros demostraron después que la inhibición de MEK, una enzima clave en la vía de la MAPK, puede inhibir el crecimiento de las células de melanoma uveal en el laboratorio. El laboratorio del doctor Schwartz fue el primero en demostrar esto con selumetinib. En el 2013, el Dr. Schwartz y sus colaboradores iniciaron el primer estudio aleatorizado de fase II a gran escala con selumetinib. Ciento un pacientes con melanoma uveal metastatizante atendidos en 15 centros de Estados Unidos y Canadá fueron distribuidos de manera aleatoria para recibir selumetinib o la quimioterapia normal. Los del grupo con quimioterapia podían recibir selumetinib en cualquier momento si mostraban signos de avance de la enfermedad.

La mediana de la sobrevida sin avance de la enfermedad en pacientes que recibieron selumetinib fue más del doble que la de pacientes que recibieron quimioterapia (15,9 semanas frente a siete semanas). Cuarenta y nueve por ciento de los pacientes tratados con selumetinib mostraron regresión del tumor, en comparación con ninguno del grupo que recibió quimioterapia.

La mediana de la sobrevida global para los pacientes con selumetinib fue 11,8 meses, en comparación con 9,1 meses para los que recibieron quimioterapia, pero la diferencia no fue estadísticamente significativa. «Sospechamos que puede haber ocurrido mejora de la sobrevida en el grupo con selumetinib, pero no estuvo claro, pues los pacientes que no respondieron a la quimioterapia se les permitió cruzarse al grupo con selumetinib», dijo el Dr. Schwartz. «Esto es algo que esperamos aclarar en un estudio de seguimiento que ahora se está realizando».

La gran mayoría de los pacientes que toma selumetinib presentaron efectos secundarios, entre ellos, exantema, edema y cambios visuales. La mayor parte de los efectos secundarios se consideraron controlables, aunque en 37% de los casos se necesitó por lo menos una reducción de la dosis y en 6% se suspendió el tratamiento.

El Dr. Schwartz piensa que el tratamiento del melanoma uveal tarde o temprano implicará el diseño de fármacos adecuados y una combinación de fármacos, similar al enfoque que se utiliza para combatir la infección por VIH. «En estudios preclínicos, hemos demostrado que cuando un inhibidor de MEK se combinaba con un inhibidor de Akt, que afecta a otra vía relacionada con el cáncer, los resultados fueron mejores que cuando se utilizó sólo MEK», dijo.

«En general», añadió el Dr. Schwartz, «El estudio subraya la importancia del diseño adecuado de fármacos, en el cual se conciban compuestos farmacológicos para interactuar con vías moleculares específicas que intervienen en una enfermedad específica. Esto representa una enorme mejora con relación a la quimioterapia, que básicamente es un enfoque global para el tratamiento del cáncer que no aborda directamente el problema biológico subyacente».

Fuente: www.medcenter.com

¿En cuánto valoras la información a la que has tenido acceso a través de esta web?. Haz un donativo a favor de la Asociación Retina Asturias a través del siguiente enlace: www.paypal.com

Deja tu comentario