retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Si se trata de forma proactiva, la DMAE húmeda tiene mejor pronóstico
Lunes, 26 de Noviembre de 2012

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) húmeda cumple con todas las condiciones para ser considerada una enfermedad crónica, según establece un documento de consenso de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV) y la Fundación Retina Plus.

La DMAE de tipo húmeda es una enfermedad crónica y progresiva, cuyo avance puede frenarse, al mismo tiempo que se mejoran sus síntomas y consecuencias funcionales, con un seguimiento planificado y una constante adaptación del tratamiento a la evolución de la enfermedad, según recoge la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV) y la Fundación Retina Plus en un documento de consenso.

En el texto, elaborado con el apoyo de Bayer, se establece que, desde el punto de vista médico, social o individual del paciente, la DMAE húmeda cumple con todas las condiciones para ser considerada una enfermedad crónica al ser continua, progresiva y duradera.

Los expertos explican que, hasta hace algún tiempo no existía un tratamiento eficaz para esta enfermedad degenerativa, aunque en los últimos años esta situación ha cambiado debido a la aparición de los fármacos llamados antiangiogénicos.

Puesto que esta nueva clase de farmacoterapia puede contribuir a ralentizar la pérdida de visión y, en algunos casos, a mejorar la vista, los expertos consideran fundamental que la DMAE húmeda se diagnostique lo más precozmente posible para que el tratamiento pueda comenzar cuanto antes, afirma el documento.

El texto también recoge que la DMAE húmeda tiene una mejor evolución si se somete al paciente a evaluaciones regulares por parte de los profesionales sanitarios. Los beneficios para el paciente de una mejor evaluación clínica y tratamientos regulares de la DMAE húmeda se traducen en mejores resultados del tratamiento y mejoría de su calidad de vida.

Con todo, para estos expertos, la percepción y reconocimiento de la DMAE húmeda como enfermedad crónica ayudará a una mejor planificación del tratamiento, reducirá el número de pacientes con ceguera y, en consecuencia, disminuirá los costes relacionados con la enfermedad.

Por lo general, esta enfermedad afecta a mayores de 50 años con factores de riesgo o predisposición genética. En el informe “Vision 2020: global initiative for the elimination of avoidable blindness: action plan 2006-2011” de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se establecía la degeneración macular asociada a la edad como una enfermedad crónica y responsable de uno de cada diez casos de ceguera legal.

En España, algunos estudios sugieren que la prevalencia de la enfermedad es del 4,2 por ciento en personas mayores de 60 años y del 3,1 por ciento en mayores de 55.

Artículo extraído de la noticia publicada en Jano: www.jano.es

Deja tu comentario