retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Técnicas de la cirugía refractiva: láser y lente intraocula​r
Lunes, 18 de Noviembre de 2013

La Vanguardia.

El tratamiento láser corrige los defectos oculares como la miopía o el astigmatismo modificando la curvatura de la córnea

La cirugía refractiva, como su nombre indica, corrige aquellos problemas basados en los defectos de refracción del ojo. Podemos clasificar las técnicas existentes en dos grandes grupos: las técnicas láser, que modifican la curvatura de la córnea, y las técnicas en las que implantamos lentes intraoculares, que están indicadas en pacientes con graduaciones más altas o que, debido a diversos motivos, no pueden beneficiarse de las técnicas láser.

Corrección con láser.

La cirugía refractiva láser, en diversas modalidades, viene realizándose desde hace más de 20 años y su técnica más extendida, el LASIK, goza de una gran popularidad debido a sus excelentes resultados. Existen otras técnicas denominadas “técnicas superficiales” (LASEK, Epi-LASIK, PRK o queratectomía fotorrefractiva). El láser corrige los defectos refractivos modificando la curvatura de la córnea. Generalmente se aplica a personas con graduaciones relativamente bajas (hasta 8 dioptrías). El ReLEx SMILE (Small Incision Lenticule Extraction) es la técnica más reciente para el tratamiento de la miopía y utiliza únicamente el láser de femtosegundo. La principal novedad de esta técnica es que no necesita tallar un flap para aplicar posteriormente el láser.

Corrección con lente intraocular

Existen dos tipos de lentes intraoculares en función de sí sustituyen o no el cristalino, lente natural del ojo.

  • Lentes fáquicas (ICL): Se implantan en el interior del ojo, entre el iris y el cristalino. Éstas son lentes muy fáciles de poner y pueden ser también retiradas si fuera necesario. Son lentes que están caracterizadas por una excelente predictibilidad en el resultado, que no dependen de fenómenos de cicatrización y que otorgan una excelente calidad visual en aquellos pacientes bien seleccionados. La lente fáquica más empleada en nuestro país es la lente de cámara posterior ICL (lente de contacto implantable) y puede corregir hasta 18 dioptrías de miopía, 10 dioptrías de hipermetropía y 6 dioptrías de astigmatismo aislado o combinado con cualquiera de los dos defectos anteriores.
  • Lentes intraoculares (LIO): Sustituyen el cristalino. Actualmente éstas se utilizan no solo para corregir la visión lejana y cercana después de una extracción de catarata, sino también en aquellos pacientes que desean prescindir de sus gafas pero que, por su edad y vista cansada, la cirugía refractiva no sería una alternativa suficiente.
    Las lentes intraoculares pueden ser monofocales y multifocales. Las multifocales pueden ser bifocales, o sea con dos puntos de enfoque (uno para visión lejana y otro para visión cercana), o con tres puntos de enfoque (lejos, cerca y media distancia) o sea trifocales. Éstas últimas son idóneas para las personas cuya actividad diaria requiere el uso frecuente de la visión intermedia, aunque no han desbancado a las lentes intraoculares bifocales pues éstas siguen siendo preferentes para otro tipo de necesidades ya que las bifocales han conseguido desarrollar actualmente una mejor neuro adaptación para visión intermedia.

La coincidencia y precisión de los diferentes cálculos de potencia realizados, junto con la predilección de cada cirujano por una u otra lente multifocal basada en su experiencia clínica, orientarán al paciente hacia su elección para obtener el mejor resultado visual adaptado a sus necesidades.

Fuente: www.lavanguardia.com

Deja tu comentario