retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Terapia génica para restaurar fotorreceptores dañados por retinosis pigmentaria en un futuro.
Miércoles, 7 de Agosto de 2013

Una investigación centrada en el tratamiento de una forma común de retinitis pigmentosa (RP), retinitis pigmentosa ligada al cromosoma X (XLRP), ha demostrado la eficacia de aumento del gene para prevenir el desarrollo de la enfermedad y restaurar la morfología… del fotorreceptor. La investigación, conducida por un grupo de investigación financiado por NEI (National Eye Institute), extiende la aplicación potencial de las tecnologías de terapia génica más allá de los estudios iniciales sobre los trastornos recesivos. Los emocionantes resultados sugieren que algunas de las formas más comunes de RP pueden beneficiarse de estrategias encaminadas a tratar de raíz las causas de muchas patologías degenerativas retinianas.

XLRP es una de las formas más comunes de la retinitis pigmentosa y sus mutaciones en un gen, el gen regulador de GTPase de RP (gen RPGR), se cree que representan aproximadamente el 75% de casos registrado en XLRP. Los varones son obviamente más gravemente afectados por la patología XLRP con ceguera nocturna, que ocurre generalmente dentro de la primera década de vida, seguida por la restricción del campo visual y pérdida de la agudeza visual que conduce a la ceguera legal en la mayoría de los pacientes por la cuarta a quinta década de vida.

Los investigadores, con sede en la Universidad de Pennsylvania, y dirigido por los Profs. William A. Beltrán y Gustavo D. Aguirre, realizaron sus estudios de investigación sobre dos modelos caninos representativos de XLRP humano. Los modelos surgen de dos micro-eliminaciones que ocurren naturalmente en la lectura abierta del sector 15 (ORF15, open Reading frame 15) del gen RPGR resultando en dos diferentes fenotipos de degeneración retiniana: uno (XLPRA1) es una enfermedad juvenil que progresa durante varios años mientras que la otra, (XLPRA2) es una enfermedad de aparición temprana que progresa rápidamente. Ambos modelos se utilizaron para probar la eficacia de la estrategia de aumento de gene.

En modelos XLPRA1, fueron entregados los adeno-virus asociado (AAV) que contiene copias de larga duración del cDNA humano RPGR ORF15 vía sub-retinal en la semana 28, mientras que en los modelos XLPRA2, el tratamiento fue iniciado en la semana 5. El vector AAV (AAV2/5) fue elegido debido a su capacidad para transfectar tanto a conos como bastones y debido al hecho de que el vector viral se ha convertido casi en el vehículo más apropiado en la elección para la entrega de la carga terapéutica a la retina. El gen entregado a los fotorreceptores fue el cDNA de RPGRORF15 humano integral impulsado por el ser humano para que sea promotor de retinol rodeando la proteína (IRBP), o por la G-proteína humana unida a la quinasa del receptor 1 (hGRK1) promotor. El promotor de hGRK1 fue utilizado para controlar principalmente la expresión de los bastones en la retina del perro mientras que la expresión en ambos conos y bastones fue reglamentada por 235 pares de bases del promotor IRBP humano.

Después del tratamiento, ambos modelos mostraron una capa nuclear externa (ONL) más gruesa y mejor preservación de fotorreceptores en las áreas tratadas vía sub-retinal. Además, los investigadores encontraron evidencia para la revocación de los bastones y localización de opsina en conos, una característica de la enfermedad en ratones, perros y seres humanos. En el modelo XLPRA1, el tratamiento previno el desarrollo de la enfermedad y en el tema de XLPRA2, se detuvo el avance de la enfermedad y la morfología de los fotorreceptores restantes fue restaurado a la normalidad. Finalmente, el tratamiento parecía ser más eficaz cuando el promotor de hIRBP fue utilizado para regular el gen terapéutico, más que el promotor de hGRK1, sin embargo más pruebas serán necesarias para validar la significación estadística de la observación.

Mientras que los resultados iniciales son alentadores la precaución de los autores de la investigación sobre la diversidad fenotípica de XL-RP en pacientes y en particular la presencia de genes modificadores que influyen en la selección de los pacientes en ensayos clínicos humanos propuestos. Sin embargo, los estudios futuros para caracterizar más el emocionante potencial del tratamiento de una forma tan común de RP continuarán con el objetivo de traducir las tecnologías para el tratamiento humano una vez que los parámetros de seguridad y eficacia hayan sido demostrados de manera rotunda.

Comentando los resultados, el autor principal del estudio publicado en los Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1118847109), Prof. William Beltrán, D.V.M., pH.d., ha declarado: “éstos son muy prometedores resultados que demuestran por primera vez en un modelo animal grande de retinitis pigmentosa que la terapia génica correctiva pueden ser utilizados tanto para prevenir la degeneración retiniana y en células fotorreceptoras de rescate si el tratamiento se administra después de la aparición de la enfermedad.” Los investigadores del NEI previamente habían llevado a cabo estrategias de aumento de gene similares para tratar amaurosis congénita de Leber (LCA) y acromatopsia donde ellos estaban dirigidos a un tipo de célula. Sin embargo, como comentó el Prof. Beltrán, en el caso de XLRP, “estamos interviniendo para tratar ambos tipos de células fotorreceptoras, bastones y conos, y que no se ha hecho nunca antes en un modelo animal grande; No sólo podemos prevenir la aparición de la enfermedad sino que también podemos restaurar las células fotorreceptores restantes y devolverlas a la normalidad una vez que la enfermedad está en curso.”

El colaborador y autor principal en el papel de la investigación, Prof. Gustavo Aguirre de la Universidad de Pennsylvania en la Facultad de medicina veterinaria, señaló que los alentadores resultados representaban un logro significativo. El Prof. Aguirre afirmó que la investigación, “no solo ofrece esperanza para revertir XLRP sino que potencialmente para cualquier forma de degeneración del fotorreceptor. El cableado retiniano interno alterado es una característica común de estas enfermedades que ha sido considerada irreversible. El estudio requiere una combinación de herramientas genéticas y la técnica quirúrgica para asegurarse de que la terapia es dirigida sólo a las células enfermas. El vector viral tuvo que ser inyectado en espacios subretinianos para estar cerca de los fotorreceptores. Asimismo, deben entregar en última instancia, la terapia a la ubicación correcta de la retina”.

Como la XLRP es la forma más común de la distrofia y lesión del fotorreceptor en el gen RPGR para más del 75% de la patología subyacente, ahora hay una clara oportunidad para desarrollar un producto terapéutico hacia un mercado significativamente insatisfecho. Teniendo en cuenta los recientes éxitos en la aprobación del producto de la terapia del primer gen de Europa (Glybera para el tratamiento de deficiencia de lipoproteinlipasa [LPLD]), es la ocasión perfecta para redoblar esfuerzos en el desarrollo de tratamientos basados en la principal causa genética de ciertos trastornos oftálmicos de raíz.

Fuente: www.euretina.org

Deja tu comentario