retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Terapia visual: entrenamiento para mejorar la visión
lunes, 17 de diciembre de 2012

La terapia visual permite solucionar o reducir las diferentes disfunciones causa de bajo rendimiento escolar o laboral

La visión es un proceso neurológico a través del cual se identifica, interpreta y comprende lo que se ve. Además, está muy relacionada con otras áreas, como el lenguaje, la audición, la coordinación motora y el equilibrio. La optometría es la ciencia que se encarga de evaluar todas las habilidades asociadas con la visión: agudeza, motilidad ocular, acomodación, percepción, lateralidad, etc. Y, dentro del cuidado optométrico, está la terapia visual, que busca desarrollar y mejorar estas habilidades para que el sistema visual trabaje de manera eficaz.

Visión y aprendizaje

Pero, ¿es tan importante la visión en el proceso de aprendizaje? “El 80% de la información que recibe una persona es a través de la visión, lo que hace que sea un factor extremadamente significativo sobre todo en el proceso de aprendizaje”, asegura Martina Abel, óptica-optometrista especialista en la terapia visual dentro del ámbito educativo. Asimismo, señala que problemas como fatiga, estrabismo, ojo vago (ambliopía) o bajas habilidades visuales interfieren en el rendimiento escolar. En fechas recientes, el Consejo General de Ópticos-Optometristas de España estimaba que el 25% de los escolares sufren problemas de visión que pueden provocar fracaso escolar y que la mitad de quienes necesitan gafas no han sido diagnosticados.

Abel explica que “dificultades para reconocer letras y formas simples, para entender las matemáticas y para distinguir la idea principal de los detalles puede significar que hay una alteración en la percepción visual”. Esta percepción es la interpretación que hace el cerebro de las imágenes que recibe.

Terapia visual para mejorar la visión

La terapia sirve para educar, controlar y mejorar la función visual a quienes padezcan alguna alteración que no se solucione por completo con prescripción óptica y que, además, tengan problemas de bajo rendimiento escolar o laboral. Este tratamiento, que es individualizado, permite mejorar la agudeza y las habilidades que permitan un funcionamiento eficaz. Mediante ejercicios visuales se intenta solucionar o reducir las diferentes disfunciones y se puede realizar tanto en la consulta como en casa. Eso sí, “para obtener un beneficio rápido hay que ser constante en su práctica”, insiste la especialista.

Este entrenamiento no solo es a nivel muscular, sino que se trata de crear nuevos esquemas de funcionamiento cerebrales, que se mantienen una vez finalizada la terapia. Se recomienda a niños y adolescentes, para problemas de aprendizaje relacionados con la visión y con problemas de atención y concentración. También para pacientes con enfermedades neurodegenerativas o que han sufrido un ictus y para adultos con una gran demanda visual en su trabajo o en actividades de ocio. Incluso, algunos deportistas de élite realizan ejercicios de terapia visual para optimizar sus habilidades visuales relacionadas con el deporte que practican y, así, mejorar en su actividad.

Estrés visual

La tensión originada por una gran demanda visual, por periodos demasiado prolongados de tiempo, impide el correcto procesamiento de la información recibida y, además, es uno de los factores que imposibilitan un adecuado rendimiento de las actividades diarias. Ver la televisión o usar ordenadores en exceso y sin descanso, leer con poca luz o cualquier actividad o profesión que precise un esfuerzo de la vista constante pueden provocar estrés visual.

Los principales síntomas de estrés visual son:

  • Ojos enrojecidos e irritados.
  • Lagrimeo.
  • Pesadez de párpados.
  • Visión borrosa.
  • Agudeza visual reducida.
  • Cefalea, sobre todo, en el área frontal.
  • Dolor muscular en la zona cervical y de la espalda.
  • Cansancio físico.
  • Dificultad para estudiar, comprender las instrucciones escritas o para terminar un trabajo en el ordenador e, incluso, ver mucho rato la televisión.

Enlace a la noticia completa en el canal de salud de www.consumer.es

Deja tu comentario