retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Abordajes terapéuticos en la enfermedad de Stargardt
viernes, 22 de julio de 2022

enfermedad de stargardt macula-retinaSin duda hay mejores y peores vías para abordar el tratamiento del Stargardt. Una de ellas es tratar de reducir los residuos tóxicos derivados del ciclo visual defectuoso que caracteriza a esta enfermedad, que es sin duda una gran idea, pero otra es tratar de conseguirlo disminuyendo no los desechos directamente, sino el propio ciclo visual.

Quería comentar esta cuestión a raíz de la noticia de un nuevo ensayo en fase 3 que recientemente se ha anunciado, eso sí, sin desvelar los datos del mismo ensayo en fases previas.

Siempre puede resultar interesante y positivo avanzar en el camino de la experimentación de posibles tratamientos de la enfermedad pues incluso aunque el tratamiento quede muy lejos de ser una cura o siquiera un práctico paliativo se aprenderá de ello y el conocimiento es la mejor base para alcanzar los objetivos de frenar, detener, revertir y también evitar el Stargardt.

En este caso hablamos de un fármaco, el Tinlarebant, que el laboratorio que lo desarrolla, Belite Bio, designa con su propio código como LBS-008, que actúa sobre la proteína que aporta retinol a la retina, denominada RBP4, y como ya sabemos, el retinol o vitamina A es imprescindible para la cadena de reacciones químicas que se repiten una y otra vez constituyendo el llamado ciclo visual que en definitiva permite y genera la visión.

Se busca por tanto disminuir el aporte de retinol a la retina persiguiendo que al disminuir el ciclo visual también lo hagan los desechos tóxicos generados, pues en Stargardt, debido a las proteínas defectuosas consecuencia de las mutaciones en el gen ABCA4 el ciclo visual es igualmente defectuoso, generando dichos desechos que se acumulan en la retina provocando su degeneración.

Nos encontramos por tanto con otro fármaco más que trata de abordar el tratamiento del Stargardt sin atacar su origen sino simplemente intentando disminuir, que no parar, sus consecuencias; y digo no parar pues para detener completamente la generación de A2E y lipofuscina se requeriría detener igualmente el ciclo visual y por ende dejar de ver, literalmente.

Es probable, como han mostrado otros fármacos similares, que además de conseguir disminuir los desechos derivados del ciclo visual, también afecte negativamente a la función visual, a las capacidades visuales, por lo que en mi opinión no es ni la mejor estrategia ni apta para muchos afectados el hecho de apostar por ver peor en pro de hacerlo por más tiempo, es decir para retrasar la progresión que te llevaría a lo mismo, a ver peor.

Ya ha habido eficaces fármacos en esta misión que hasta el momento no han demostrado una utilidad real aceptable teniendo también en cuenta sus efectos adversos, es el caso del Fenretinide y su gran potencial para generar problemas mentales graves

En consecuencia nos encontramos con otro fármaco más de dudosa utilidad que mediante el aparentemente incuestionable planteamiento de ver menos pretende que lo hagamos por más tiempo; eso sí, con amplios beneficios, pero para el laboratorio, al tratarse de un tratamiento de por vida.

Tampoco inspira demasiada confianza que el laboratorio en su propia web, haga estas afirmaciones:

“En los ensayos clínicos, LBS-008 ha demostrado una especificidad y capacidad de alcanzar su destino que creemos que podrían ser clínicamente significativas para tratar a los pacientes de Stargardt”.

O sea que creen, opinan, intuyen, que las características halladas podrían, tal vez, constituir algo que quizá alcance efectos como para poderse calificar de tratamiento.

También dicen: “Se ha iniciado un ensayo clínico de fase 3 para evaluar la seguridad y la eficacia de LBS-008 en adolescentes con Stargardt”.

Esto me resulta realmente preocupante, recordemos que la fase 1 de un ensayo clínico es la que evalúa principalmente la seguridad, es decir, la tolerancia y efectos adversos del fármaco en función de su dosis; la fase 2 se centra en la eficacia, igualmente en función de la dosis; pero la fase 3 es la que determina si tales cualidades de seguridad y eficacia son suficientemente relevantes para designarlo como tratamiento, especialmente en comparación a otros tratamientos o potenciales tratamientos ya existentes.

En cambio lo que nos dicen es que con la fase 3 van a evaluar seguridad y eficacia en adolescentes, sin más, esto después de decirnos anteriormente que creen, que quizás esta sustancia pueda tener las características, entre ellas lógicamente de seguridad y eficacia, para convertirse en tratamiento… ¿En qué quedamos, se ha probado ya la seguridad y la eficacia o no? Lo que unido a que no se den datos de fases previas, en teoría fases 1 y 2 de seguridad y eficacia, genere razonables dudas al respecto de este desarrollo.

 

Por último añaden “Se planea iniciar un ensayo clínico de fase 2 o fase 3 para evaluar la seguridad y eficacia de LBS-008 en AMD seca en 2022.”

Sí, tal cual, el fármaco también lo plantean como potencialmente tratamiento de la DMAE, afirmando que tienen planeado ensayo clínico en esta enfermedad, pero no estará muy definido tal plan cuando no concretan si el ensayo es en fase 2 o en fase 3, cuando la fase 2 no parece razonable pueda saltarse, especialmente si lo que se pretende estudiar, como afirman, es la seguridad y eficacia, propias de la fase 1, de la que nada se sabe, y la fase 2, que lo mismo omiten…

No se necesita ningún fármaco para disminuir el ciclo visual, podemos hacerlo nosotros mismos cada día, usando gafas de sol, poniendo el fondo de la pantalla del ordenador en negro, bajando las persianas de las ventanas, o incluso durmiendo más cada día…

Por desgracia no se hará ningún ensayo clínico que compare estas medidas frente a uno de estos fármacos, y aunque el fármaco pudiera tener, quizás, algo más de éxito, seguiríamos viendo peor en todo momento, y el abrir las ventanas o subir la intensidad de la luz no nos permitiría por un instante usar el ciclo visual a pleno rendimiento y ver como necesitemos.

Conviene además tener presente que la ralentización del ciclo visual no es simplemente ver peor o algo más “borroso”, sino que puede conllevar importantes mermas en los tiempos de adaptación a la oscuridad, a los deslumbramientos, a la percepción subjetiva de intensidades nocivas y alteración de la fotofobia, y a interferir en la percepción del movimiento y funcionalidad de los reflejos sistémicos entre otras muchas cosas, por lo que incluso pueden darse situaciones en los que la integridad personal, según las actividades que se realicen, se vea comprometida.

A todo esto debemos añadir que el planteamiento es engañoso, pues con el avance del Stargardt en lo que perdemos calidad visual y visión es en la región macular principalmente, y además llega un momento, especialmente tras la ceguera legal con agudeza visual (visión central) inferior al 10% que lo mismo nos da perder hasta el 8%, al 5, al 1, o al 0’05%, pues deberemos adaptarnos y generar una seudomácula excéntrica ubicada preferentemente en el campo visual inferior sano próximo a la zona macular dañada.

Y mientras sin este tipo de fármacos tendremos un campo visual prácticamente perfecto, y eso es lo que realmente importa en Stargardt, con un tratamiento que perjudique la funcionalidad del ciclo visual tendremos peor visión de forma global, afectando igualmente al campo visual periférico.

Dicho de otro modo, alcanzado un cierto umbral de pérdida de visión central, este tipo de fármacos no aporta ningún beneficio y sí un perjuicio a la visión que no es afectada por el Stargardt, y sin alcanzarse dicho umbral, el fármaco perjudicará toda la visión, tanto la que no tenemos afectada como la que sí, por mucho que ésta última, ya disminuida, se prolongue, reducida además por el fármaco, algo más de tiempo.

En conclusión, pienso que invertir en fármacos inhibidores del ciclo visual como tratamiento para el Stargardt es básicamente perder el tiempo y los recursos económicos que sería preferible dedicar a abordar las ya conocidas causas de la enfermedad, incluyendo la eliminación de los residuos tóxicos derivados del ciclo visual, pero haciéndolo inteligente y eficazmente, no a lo bruto, porque sí, muerto el perro se acabó la rabia, pero no queremos matar al perro ¿no?

Más información sobre el ensayo: https://www.macula-retina.es/ensayo-clinico-con-tinlarebant-lbs-008-para-adolescentes-con-stargardt-1-stgd1/

Ah, hola 👋Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

close

Ah, hola 👋Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja tu comentario