retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Carta a los ‘Magos’ de las asociaciones asturianas de enfermos
sábado, 6 de enero de 2007

Pablo Zaraquiegui.- Cerca de 300.000 adultos asturianos afirman padecer alguna enfermedad Varias de las asociaciones más importantes que los representan realizan sus peticiones a la Administración regional para este año.

Son casi 300.000 los asturianos que afirman tener alguna enfermedad. Sus voces no siempre son escuchadas y sus peticiones mucho menos atendidas. Varias de las asociaciones que representan a todos ellos han remitido una carta urgente a los magos de la Administración del Principado. Su propósito es que, el año que comienza, no les traigan de nuevo carbón. La mayorí­a de las asociaciones coinciden en su diagnóstico. Falla la coordinación entre profesionales, falla la atención integral, fallan las listas de espera, fallan los recursos, los apoyos psicológicos y, en ocasiones también, el trato humano. De todo eso saben y mucho las personas y familiares de quienes sufren Alzheimer, diabetes, enfermedad mental, esclerosis, Parkinson, reúma o SIDA. Las asociaciones acaban supliendo, en muchos casos, las carencias de la Administración.

Laureano Caicoya, presidente de la Fundación Alzheimer Asturias, comienza su carta a los magos con dos peticiones ineludibles: la ayuda a domicilio y la atención médica en casa. Caicoya recalca que en ambos casos es necesario la especialización. “Llevar a un paciente de Alzheimer al médico puede ser una odisea”, comenta. En el otro extremo de la vida, la atención a los más pequeños, Juana Jara, que preside la Asociación de Padres y Amigos de las Cardiopatí­as Infantiles (Apapi), pone en el primer puesto de su carta el reconocimiento de las minusvalí­as que permiten el acceso a las ayudas. “Estos niños, que se pierden muchas clases, podrí­an tener un profesor de apoyo en casa”, comenta. Jara reconoce que las dietas que las familias reciben para costear los desplazamientos a Madrid o Barcelona han mejorado, pero siguen siendo escasas. “Otras comunidades disponen de pisos para ayudar a los padres”, añade.

DIFERENCIAS ASISTENCIALES

Olvido Garcí­a preside la Asociación de Diabéticos del Principado, una enfermedad muy prevalente en Asturias. Garcí­a hace hincapié en su escrito sobre la falta de especialistas médicos y educadores en diabetes. “No los hay en todos los hospitales”, comenta. Señala además que debe acabarse con las diferencias asistenciales en las áreas sanitarias. “La distribución del material fungible no es igual en todas las zonas”, indica. La presidenta no se olvida de los más pequeños y de sus familias. “El debut en la enfermedad tiene un impacto tan enorme que deberí­a requerir ayuda psicológica”, concluye.

Nel Anxelu González, presidente de la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales (Afesa), se sabe las peticiones de memoria de tantas veces como las ha repetido. Lo más urgente es poner en marcha residencias de larga estancia, “no manicomios”, para pacientes graves e incrementar la dotación en recursos tanto humanos como materiales. González no se olvida de incluir una exigencia a toda la sociedad: “Acabar con la marginación que siguen sufriendo estos pacientes”.

Las enfermedades neurodegenerativas también han escrito sus peticiones. Marí­a José Alvarez, coordinadora de la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA Asturias) y Amada Pérez, de la Asociación Parkinson Asturias, coinciden en que uno de los principales males que padecen los afectados son las listas de espera. Ambas subrayan que entre consulta y consulta pasan varios meses, demasiado tiempo. Las dos asociaciones reclaman mayor sensibilidad y comprensión en el trato.

ATENCION INTEGRAL

Manuela Garcí­a Seijo y Angeles González presiden, respectivamente, la Liga Reumatológica Asturiana y la Asociación de Enfermos de Fibromialgia y Sí­ndrome de Fatiga Crónica. Seijo, que también insiste sobre las listas de espera, cree imprescindible favorecer una atención integral y especializada para los pacientes con dolor crónico. González, por su parte, reclama una mayor visibilidad para la enfermedad. “Que nos hagan caso, que no nos lleven de un sitio para otro, que no nos sintamos abandonadas”, comenta.

Andrés Mayor, al frente de la Asociación Asturiana de Retinosis Pigmentaria, pone el acento sobre la investigación. Reclama un estudio epidemilógico que permita hacerse una idea real del número de afectados. Exige además mejoras en los procedimientos diagnósticos y solicita la creación de un banco de tejidos de retinas y de un instituto de neurociencias.

Cierra esta carta de urgencia a los magos de la sanidad el Comité Ciudadano Anti-SIDA. Su presidenta, Marí­a José Sánchez, confí­a en que este año les traigan los regalos pendientes del pasado. Sánchez recuerda que hay que implantar la reparación facial para la lipoatrofia que sufren algunos pacientes, el lavado de semen para facilitar la paternidad a los afectados y la técnica del fibroscan que permitirí­a evitar un excesivo recurso a las biopsias para el seguimiento de la hepatitis C.

Deja tu comentario