retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




El gas H2S se baraja como potencial regulador de la presión en el glaucoma”
Viernes, 18 de Febrero de 2011

Las ví­as de investigación que abren nuevas opciones terapéuticas despiertan gran interés entre los investigadores, según se ha puesto de manifiesto en la I Reunión Hispano-Portuguesa sobre Glaucoma, organizada por la Unidad de Investigación Oftalmológica Santiago Grisolí­a del Hospital Universitario Doctor Peset, de Valencia, y el Hospital de San Sebastián, en Santa Maria de Feira, Portugal.

Una de las opciones más novedosas se centra en las propiedades del sulfuro de hidrógeno en el sistema nervioso central (SNC).

El ácido sulfhí­drico (H2S) es un ácido inorgánico formado por la disolución y disociación en agua del sulfuro de hidrógeno y entre sus caracterí­sticas destaca que puede estimular la producción de glutatión, abrir los canales de potasio y estimular la cadena electrónica para generar trifosfato de adenosina (ATP).

Función protectora

Existe la hipótesis de que el gas H2S puede desempeñar una función en los ojos en condiciones tanto de salud como de enfermedad, basándose en que su producción es endógena tanto como el óxido ní­trico y el monóxido de carbono. Por ello, en relación con las enfermedades oculares se está estudiando si puede regular la presión intraocular a través de su acción como agente neuroprotector, incluso mucho mejor que las terapias actuales.

Según ha explicado a DM Neville Osborne, catedrático de Neurobiologí­a Ocular de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, esta lí­nea de investigación está dando frutos. “Hemos encontrado una molécula captadora que atrae las de H2S y que podemos modular de forma que, depositada en la parte del segmento anterior del ojo, puede penetrar hasta la parte posterior. Una vez allí­, actúa directamente sobre las células retinianas”.

Osborne, que actualmente también colabora como profesor en la Fundación Investigación Oftalmológica de Oviedo, con sede en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, ha señalado que “los resultados obtenidos han demostrado que su capacidad para controlar la presión intraocular son superiores a la del latanoprost, fármaco disponible desde hace tiempo en la clí­nica para disminuir la presión intraocular”. No obstante, también ha apuntado que “estos resultados proceden todos de estudios en animales de experimentación y, por tanto, debemos ser precavidos para extrapolarlos al enfermo glaucomatoso”.

Ensayos clí­nicos

Para su aplicación en humanos, el “problema principal es que se trata de una molécula muy cara”. Por ello, Neville Osborne y el resto de investigadores propietarios están buscando compradores entre los grandes laboratorios oftalmológicos, lo cual permitirí­a afrontar el coste y el salto de calidad que representarí­an los ensayos clí­nicos. Ha hecho hincapié en “que se trata de una oportunidad clí­nica para el futuro”, además de remarcar que su manejo y empleo son seguros.

Según el profesional, en caso de que las investigaciones dieran los resultados apetecidos, “la primera diana de esta nueva molécula deberí­a ser el glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA)”. Este fenómeno representa casi el 70 por ciento del total de casos de glaucoma, un dato que demuestra el impacto y la importancia de los avances en esa lí­nea.

FUENTE: DiarioMedico.com

Deja tu comentario