retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




Estudios Preclí­nicos
Jueves, 19 de Junio de 2008

1) Progreso sobre la terapia con AdRP10 en un roedor modelo de degeneración retiniana.
Dr. Peter Humphries ”“ Colegio Trinity, Dublí­n.

El Dr. Humphries discutió el problema de tratar las degeneraciones de la retina con herencia dominante. Expresó que aprox. un 30% de las retinopatí­as son de este tipo genético.

En su charla, utilizó el ejemplo de intentar llevar a cabo terapia génica de la RP10, un tipo de degeneración retiniana humana autosómica dominante causada por mutaciones en el gen de la inosina monofosfato deshidrogenasa-1 (IMPDH1). Esta proteí­na es importante porque produce la mayorí­a del GTP de las células fotorreceptoras. El GTP es la molécula de alta energí­a que actúa como precursora del GMP cí­clico, la principal molécula transductora de señales en el proceso visual. En personas, las mutaciones en el gen IMPDH1 causan una grave retinopatí­a degenerativa hereditaria.

Para las enfermedades dominantes, como las causadas por mutaciones en IMPDH1, una forma de tratamiento serí­a mediante terapia génica. Especí­ficamente, debe conseguirse un “silenciamiento” del gen, o al menos una disminución significativa de su expresión, de forma que se supriman los transcritos mutantes de ARN responsables de la sí­ntesis de la proteí­na defectuosa. De esta forma, se reducirí­a la cantidad de proteí­na anormal en la célula fotorreceptora y sus efectos negativos. Junto a la supresión de los transcritos mutantes, la terapia de la RP10 conllevarí­a la suplementación con GTP de las células de la retina afectadas.

El Dr. Humphries enfatizó que, en general, este tipo de estudios serí­an muy difí­ciles de llevar a cabo por diversas razones, entre ellas los efectos no deseados como, por ejemplo, una disminución excesiva de la expresión del gen. Sin embargo, dada la naturaleza común de las RPs autosómicas dominantes y el carácter grave de algunas de ellas, como las debidas a mutación en el gen IMPDH1, dicho trabajo se requiere urgentemente.

2) Actualización de la investigación sobre células madre.
Dr. Michael Young – Instituto Ocular Schepens, Facultad de Medicina de Harvard.

  • 1. Nuevo trabajo sobre el desarrollo de células ES en fotorreceptores.
    El trabajo de los Dres. Tom Reh y Masayo Takahashi es destacable en este área de investigación. Por lejano que parezca, es posible convertir células madre embrionarias (ES) en bastones y conos. La eficacia obtenida con células humanas es muy limitada actualmente. Hasta hoy se han venido utilizando factores exógenos, más que la inserción de genes, para promover la diferenciación. Se requiere mucho más trabajo antes de conseguir su traslado a la clí­nica.

  • 2. Células madre pluripotentes inducidas (células iPS).
    El Dr. Yamanaka (de Kyoto) publicó el primer trabajo en este campo en 2006, que ha revolucionado por completo la biologí­a de las células madre. Estas pueden obtenerse mediante una reprogramación directa de fibroblastos de la piel con factores definidos, como Sox-2, c-myc o el factor similar a Krí¼ppel-4, los cuales convierten células de la piel en células similares a las ES. Así­, existe el potencial de generar células madre especí­ficas de cada paciente. Por ejemplo, ratones con anemia falciforme han sido curados utilizando esta estrategia combinada con la corrección génica.

  • PERO!! Algunos de dichos factores son oncogenes y podrí­an representar un problema de seguridad. Todos se inducen mediante transgénesis con retrovirus. Además, el proceso es aún bastante ineficaz.

  • 3. Ensayos con “células madre” para enfermedades retinianas.
    Existen numerosos anuncios, sobre todo en Internet, en los que se recomienda una terapia utilizando células madre. Estos “tratamientos” son generalmente muy caros. En la mayorí­a de los casos implican la inyección sistémica de células derivadas de la médula ósea. Existen por lo general pocos datos, o ninguno, que avalen estas terapias.

Turno de preguntas/respuestas: La Sra. Fasser preguntó sobre la seguridad y eficacia de las terapias con células madre que afirman mejorar la visión de pacientes con degeneración de la retina. Hubo una animada discusión sobre este punto, y un acuerdo general de que estas supuestas terapias deberí­an ser examinadas muy de cerca antes de ser utilizadas, así­ como de que era necesaria su verificación mediante publicaciones cientí­ficas.

3) Actualización de la genética de la AMD.
Dr. Albert Edwards ”“ Clí­nica Mayo.

Está claro hoy dí­a que la AMD es una enfermedad compleja con un componente genético y otro ambiental. En los últimos años, estudios genéticos y de otros tipos han establecido rutas implicadas en el desarrollo de la AMD. Por ejemplo, se encuentra implicado el sistema inmune, dado que múltiples proteí­nas de la ruta alternativa del complemento se han relacionado con la patogénesis de la AMD. Entre éstas se encuentran proteí­nas como CFH, CFHR3, CFHR1, C3 y bien C2 o BF. No está claro aún cuál(es) de las dos últimas proteí­nas está implicada en la patogénesis de la AMD.

Los problemas con estas proteí­nas parecen aumentar el depósito de complemento en el epitelio pigmentario/coroides. No se sabe si variantes genéticas de estas proteí­nas originan directamente la deposición anormal de complemento o si se requieren activadores oculares de este último. Es probable, sin embargo, que ambos procesos estén implicados, en base a la activación del complemento mediada por A2E, la autoinmunidad inducida por agregados de carboxietil-pirrol (CEP) y datos proteómicos preliminares. Aunque se requiere un mayor trabajo en este área, datos preliminares sugieren que un incremento de los niveles de proteí­nas del complemento en el suero podrí­a estar asociado a la AMD.

Otras dos regiones del genoma están fuertemente implicadas en la AMD: IL-8 y HTRA/LOC377715, aunque no está claro actualmente cómo. Algunas otras variantes genéticas (mitocondriales, HLA, etc.) también pueden estarlo. Aunque probablemente existen muchas más variantes genéticas conducentes a la AMD, las hasta ahora identificadas pueden explicar un 70% o más del riesgo de AMD en estudios de casos y controles.

El Dr. Edwards remarcó las siguientes necesidades de investigación futura en este área:

  • Estudios de asociación a nivel genómico de mayor nivel y densidad de SNPs.
  • Búsqueda de otros tipos de variaciones genéticas (por ej., problemas en el procesamiento del ARN, etc.).
  • Examen de secuencias ancestrales de ADN y determinación de las consecuencias funcionales de estos haplotipos.
  • Estudios en animales de las rutas de la AMD.

4) El factor de viabilidad de conos derivado de bastones y la respuesta antioxidativa.
Dr. Thierry Leveillard ”“ Universidad Pierre y Marie Curie.

Muchos agentes neurotróficos distintos se consideran capaces de retardar la degeneración de la retina en enfermedades como la retinosis pigmentaria. Uno de los más prometedores es el factor de viabilidad de conos derivado de bastones (RdCVF). Hoy se sabe que el RdCVF es una proteí­na expresada por los fotorreceptores. La diana de este factor neurotrófico parece ser los conos, el tipo de fotorreceptores más crí­tico para la visión humana. La degeneración secundaria de los conos en pacientes con RP debida a mutaciones en genes expresados selectivamente en los bastones ha permanecido sin explicación hasta la identificación de los RdCVFs utilizando métodos de escrutinio de alto contenido y sin sesgo.

Es interesante que, a medida que vamos progresando hacia el uso del RdCVF para el tratamiento de pacientes, se haya descubierto que los RdCVFs pertenecen a la familia de las tiorredoxinas, proteí­nas cuyo papel en la defensa contra el estrés oxidativo se conoce bien. Los genes de RdCVFs identificados, Nxnl1 y Nxnl2, codifican dos isoformas de la proteí­na: la primera un factor trófico y la segunda una presumible enzima tiorredoxina activa. El análisis de ratones ”˜knock-out”™ para el RdCVF confirma la relación entre la señal del RdCVF y la defensa contra el daño foto-oxidativo. Según parece, los RdCVFs estarí­an integrados en un proceso de transducción de señales por antioxidantes endógenos implicado en la protección de los fotorreceptores.

Un comentario sobre “Estudios Preclí­nicos”

  1. retinosis.org » Archivos del Sitio » Actas de la Reunión del Comité Asesor Cientí­fico y Médico de Retina Internacional 2008 dice:

    […] Estudios preclí­nicos […]

Deja tu comentario