retinosis.org

la rp en español

Buscar en el sitio principal de retinosis.org



Secciones en el sitio principal de retinosis.org




La hormona tiroidea interviene en la regulación de la producción de pigmentos visuales en los conos de la retina
Jueves, 26 de Mayo de 2011

Micrografí­as de células cono, sanas y con deficiencia de la hormona tiroidea. (Foto: Martin Glí¶smann).

Asumiendo que este mecanismo exista en todos los mamí­feros, incluyendo al Ser Humano, la aparición en personas adultas de problemas relativos a la hormona tiroidea podrí­a afectar a la visión en color.

La nueva investigación la han efectuado expertos del Instituto Max Planck para la Investigación del Cerebro en Fráncfort, Alemania, la Universidad de Fráncfort y universidades de Viena, Austria.

La hormona tiroidea tiene un papel crucial durante el desarrollo del sistema nervioso y también durante el del cuerpo en general. Los niños nacidos con una deficiencia en la hormona tiroidea sufren serios defectos en su desarrollo fisiológico y mental; de ahí­ que se compruebe de forma rutinaria en los recién nacidos si presentan o no alguna deficiencia de hormona tiroidea, y se les aplique una terapia de sustitución hormonal cuando es necesario.

Los estudios en ratones han demostrado que la hormona tiroidea también tiene un papel importante en el desarrollo del ojo y particularmente en el de las células visuales llamadas conos. En la retina del ojo, los conos son las células visuales responsables de la visión en colores. La mayorí­a de los mamí­feros tiene dos tipos espectrales de conos conteniendo uno de dos pigmentos visuales (opsinas). Uno de los pigmentos es sensible a la luz de onda corta, y el otro a la luz de longitud de onda media y larga. Los conos expresan un receptor de hormona tiroidea. Su activación por la hormona suprime la sí­ntesis de opsina para luz de onda corta y activa la producción de opsina para luz con longitud de onda media y larga.

Hasta ahora, el control de la producción de opsinas por la hormona tiroidea era considerado un fenómeno del desarrollo. Los expertos suponí­an que en los conos maduros la “paleta” de opsinas establecida por el desarrollo era fija y no estaba sujeta a una regulación posterior.

Esta idea ha sido ahora puesta en entredicho por los resultados del estudio que ha realizado el equipo de Martin Glosmann y Anika Glaschke.

Fuente: www.solociencia.es

Deja tu comentario